Últimos temas
» Nuestros datos | Normas
Jue Feb 18, 2016 6:16 pm por M. Lysander D'Altrui

» Dias de paz (priv. Astartea)
Miér Oct 07, 2015 7:51 am por Astartea

» The Rules!! (Importante leer y firmar)
Jue Jul 02, 2015 12:05 am por Astartea

» El nuevo juguete de los gemelos (Priv Neko)
Mar Dic 09, 2014 7:59 pm por Neko

» Bienvenido a mi reino (Rai)
Vie Ago 01, 2014 7:18 pm por Alastor

» Crépuscule d'Orange {Priv. Astartea}
Dom Abr 27, 2014 8:18 am por Astartea

» Madame Le´Blanc [ID]
Sáb Mar 08, 2014 7:45 am por Astartea

» AMBIENTACIÓN (Historia 2da parte)
Sáb Mar 08, 2014 5:24 am por Astartea

» Registro de rol por cb.
Lun Mar 03, 2014 6:44 pm por Invitado

Afiliados Élite (00/40)
Hermanos (00/05)
Directorio (00/10)
© HARDROCK

AMBIENTACIÓN (Historia 2da parte)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

AMBIENTACIÓN (Historia 2da parte)

Mensaje por Astartea el Sáb Mar 08, 2014 5:24 am


Ambientación (Historia 2da parte)
Cuanto tiempo habría pasado, la cuidad había llegado a un punto en el que no estaba claro cuál sería su rumbo, la tecnología y todo era regido por la misma persona, la alcaldesa, y desde las sombras aquel demonio Abaddon quien simplemente, seguía estando cerca, seguía observando todo sin actuar, solo alimentándose de los constantes pecados de la ciudad, vagando de un lado a otro sin saber nadie cuales eran las reales intenciones que tenía, pues, quien podría saberlo, solo vagaba de aquí para allá y desaparecía por algún tiempo, luego volvía a Lilith.

Lilith por su parte vivía tranquilamente su sed de poder, regia todo cuanto podía, sin potenciales enemigos que amenazaran su soberanía en la ciudad, incluso, grandes políticos de pases importantes acudían a ella para ganarse sus favores, ya que en esa podrida ciudad podrían darse sus más desquiciados lujos y nadie les diría nada, ni la policía ni sus propios gobiernos, y gracias a toda esta información, que tenia de esa gente tan importante, el poder de Lilith comenzaba a acrecentarse, no solo en su ciudad, sino también en Suecia, el país donde esta ciudad que no estaba en ningún mapa figuraba, pues la inteligente Lilith tenía comiendo de la palma de su mano a varios políticos corruptos, que vendían información a otros países, pedófilos, violadores, asesinos, gente que disfrutaba del simple asesinato, todo ese tipo de persona, y estos en favor de su silencio, le entregaban más dinero, protección a la ciudad, y anonimato total. Nadie tampoco tenía ninguna idea cercana de lo que Lilith realmente buscaba con tanto poder que estaba obteniendo, este llegaba a ella, pero, una cosa era clara, si alguien de alguna forma había sido capaz de sacar adelante la ciudad de lo que era, fue Lilith Black, después de todo, en tan corto periodo de tiempo, ¿Como una ciudad podía progresar tanto si no es con ayuda del exterior?
Posee el control de la mayor parte de exportación de esclavos, los cuales son entrenados en su mayoría en la academia del lugar como mero ganado pero a la vez sumisos y condescendientes, de esto se encarga La directora del lugar, Adelle Le´Blanc amable en apariencia pero una de las más cercanas a la alcaldesa y devota a sus ideales, pues ella era una de las primeras en llegar a la ciudad junto con Lilith, pues la misma pelirrosa la había entrenado para servirle en cuanto ella quisiera como quisiera, pues ella era el pilar principal de la entrada de dinero de Lilith, fuera de lo que son las drogas, y con los esclavos alimentar cada pecado de los clientes de Black en el mundo fuera de la ciudad. A su vez esta directora era demasiado astuta, con una mente clara para el negocio, siempre lograba hacer importantes sumas de dinero, con alguno que otro esclavo, entre ellos Astartea, su “Hija” por decirlo de alguna forma, entrenada en todo tipo de cosas, incluso para servir en la cama, a quien fuera, solo para ser vendida en una barbaridad de dinero, por lo tanto, la directora siempre le tenía cerca, a veces demasiado, Astartea debido a esto pudo oír grandes secretos de la directora y además de Lilith, poco a poco fue ganándose la confianza de la directora, llegando a volverse el nexo de comunicación de Adelle y Lilith, una gran idea, ya que, nadie se fijaría en una esclava caminando por la calle, pero claro está, ahora la directora estaba entre, mantenerla viva o matarla.

Además, había un segundo lugar desde el cual los negocios de la alcaldesa funcionaban claramente, los cuales surgían desde el burdel de Secret City. Uno de sus dueños, también una de las criaturas que había llegado desde el exterior con Lilith, concedía varios favores, claro estaba, debía haber un lugar donde las personas de altos rangos de otros países hicieran sus locuras, el lugar perfecto era el subterráneo del burdel, estaba equipado con todo tipo de instrumentos y habitaciones para que ellos hiciesen lo que deseasen, desde asesinato a sangre fría, comercio de drogas, pedofilia o lo que pudiesen imaginar y gracias a esto aquel dueño del burdel Alek Seiffert era sumamente bien recompensado por Lilith, pues el riesgo no era menor. Además este personaje tiene amplios conocimientos del mundo exterior ya que había vivido en el lugar bastantes años, era el contacto perfecto para traer personas desde el exterior y anclarlas al pecado de la ciudad y enamorarlas para que no pudieran salir jamás. Poseía igualmente contactos para el comercio de armas, y protección de todo tipo, ofreciéndola a la mansión Black.

Estos eran los dos pilares fundamentales del abastecimiento lucrativo pero oculto de la ciudad, pues el pecado abundaba en el lugar, y la policía no tenía ninguna pista a la cual acercarse, pues todo era negligentemente planeado, cada detalle que era perfecto, el movimiento era imposible de seguir. Sin embargo el jefe del departamento de policías Krauser, no era un tonto, sabia claramente que nada ni nadie podía sacar adelante una ciudad completa sin hacer nada mal, y lo que era peor para él, habían muchos de sus policías que eran corruptos, claramente corruptos que manipulaban la información para que Lilith no fuera descubierta ni ninguno de sus secuaces, estaba algo perdido, pero, aun así, no se rendía, quería limpiar la ciudad de la plaga de asesinos, ladrones y corruptos, por lo que tomo a su hombre de confianza y lo encomendó a una misión, su nombre era Axel, un doble agente muy intrépido, pues no tenía para nada la apariencia de un policía, claro, debía pasar desapercibido, y comenzó a investigar desde adentro las operaciones de Lilith, no pudiendo encontrar nada, sin embargo, malas lenguas decían que, había algo más peligroso que Lilith que estaba entrando en la ciudad y parecía querer tomar el control, era una noticia horrible, si ya había una alta tasa de mortalidad debido a crímenes, una pelea de dos bandos grandes por el control de la ciudad sería prácticamente una guerra civil, lo cual no se podía permitir. A causa del informe entregado al comandante Krauser, se subieron los controles policiales en las calles, y los índices de criminalidad bajaron bastante en cinco meses, se estaba todo casi bajo control, por lo tanto, la ciudad dejo de ser un caos, por un tiempo.

Esa paz fue momentánea, tres personas llegaron a la ciudad solo con la idea de volverla un infierno incluso más grande de lo que parece, tres hermanos dos hombres y una chica. El mayor de los hermanos era Ifrit Bernstein y líder de la organización, capas de manipular a la gente a su antojo, confabulador sumamente inteligente y despiadado, claramente traía planes algo, locos para la ciudad, quería apoderarse de ella, pero eso era lo mínimo, el solo disfrutaría del caos, quería más y más caos en el lugar. Alice Bernstein era la hermana de aquel muchacho, loca, era esa la mejor palabra de describirla, comandante del grupo de asalto e interrogación, su violencia era una cosa, su locura otra. El tercer hermano era Alfonse Bernstein, comandante del grupo de infiltración y soborno, inteligente y bueno con las palabras, perspicaz, cada vez que necesitaban entrar a un lugar era el quien hacia el reconocimiento y además buscaba contactos, claramente, cuando este grupo llego a la ciudad, esparció sus semillas infiltrándose en cada lugar que podían, para conocer al enemigo, y todo esto bajo las mantas de oscuridad, un conflicto interno que nunca vería la luz del día dentro de este escabroso lugar, de esta secreta ciudad, parecía que el caos volvería a reinar las calles que por un tiempo fueron algo más pacíficas. Claro está, la policía no se quedaría sin nada que hacer, pues todo aquello que se avecinaba solo traeria más muertes, violaciones, venganza, sed de poder, con un fin demasiado oscuro, con un final desconocido, ya que las razones de este nuevo grupo para querer tomarse la ciudad, eran desconocidas, si había alguien dirigiendo a los tres hermanos también era un misterio, nadie sabe para quién trabajan ni de dónde vienen, una cosa es seguro, el infierno claramente es la tierra.

Y en la oscuridad de una casa, las luces apagadas solo viendo hacia afuera, sentado en un sillón, con una leve sonrisa disfrutando del pronto espectáculo que le traería la ciudad, apoyando su cabeza en su mano de entre las sombras callado, solo sus ojos reflejaban aquel infierno exterior de muerte y pecado. *Esto al fin comienza* Susurra.

¿Por qué esta repentina llegada? ¿A quién beneficia? ¿A quién perjudica?



[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
avatar
Astartea

Mensajes : 13
Fecha de inscripción : 25/11/2013

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.